CASTILLA-LA MANCHA CURIOSIDADES Y EFEMERIDES NOTICIAS UGT

Más de 4.000 víctimas de la dictadura en cunetas de Castilla-La Mancha

El historiador Manuel Ortiz lamenta la escasa implicación del Estado en la Memoria Histórica

Se calcula que alrededor de 4.000 víctimas de la dictadura franquista permanecen enterradas en las inmediaciones de cementerios y en cunetas castellanomanchegas. Sin embargo, el número podría ser mayor ya que hay muchos muertos sin identificar y no existen registros oficiales de ello. Según el profesor de Historia Contemporánea de la CVLM, Manuel Ortíz, el número es orientativo, ya que la pasividad del gobierno en cuanto a la Ley de Memoria Histórica, que no permite sancionar ni penar, hace muy difícil investigar cuál es el número de muertos y donde están.

Solo en un cementerio de Toledo se cifra en 905 los muertos no identificados y hay muchos vecinos de la zona que no saben donde están los restos de sus familiares.

La represión se vivió con mucha crudeza en esta zona geográfica. Y, ante la ausencia de documentos oficiales de la época, están los testimonios de familiares que conocen la realidad de lo que pasó durante los años de la Guerra Civil y la postguerra. El franquismo arrasó todo, quería liquidar cualquier atisbo republicano y asesinó a sangre fría a miles de inocentes.

Sabina García era un bebé, pero su familia tiene grabado un episodio atroz de la dictadura que afectó a su familia, y ella lo recuerda ahora para que la muerte de su bisabuela no quede en el olvido. Cuando llegaron las tropas franquistas a Esquivias, la gente se lanzó al monte, pero Francisca era mayor y se quedó en casa. No hubo clemencia, fue brutalmente asesinada, murió desangrada tras ser violada brutalmente. Su familia nunca pudo enterrarla y su nombre no aparece en la lista de represaliados, pero es uno más.

La Universidad de la región presentó un estudio hace unos años que cifraba las muertes en 10.000 personas, el historiador Raúl Alonso señala que solo en Toledo fueron asesinadas 5.000. Los investigadores creen que la represión venía desde fuera porque en Castilla-La Mancha “no había pasado nada”, pero el régimen se cebó con ellos.

El proyecto ‘Víctimas de la dictadura en Castilla-La Mancha’ está tratando de dar luz a lo que sucedió durante la dictadura, y lo está haciendo sin apenas dinero, ya que las subvenciones son mínimas. Su trabajo se basa en investigaciones propias a través de los archivos de la época, de los testimonios de la gente que vivó aquella época de terror, y de familiares y vecinos de la zona.

Algunas de las víctimas siguen vivas hoy porque la represión y la violencia se vivió de maneras diferentes, en forma de torturas, vejaciones, violaciones y en muchos casos la muerte. Tanto el profesor Ortiz como la Asociación para la Recuperación de la Memoria Históricas y otras fundaciones tratan de que los asesinados tengan nombres y apellidos y de que puedan recibir una sepultura digna.

Curiosidades y Efemérides

+ 130 ANIVERSARIO UGT

En nuestra Organización usamos tanto cookies propias como de terceros. Si continúa navegando por este Sitio Web, muestra su consentimiento inequívoco para este tratamiento. Si desea más información, puede acudir a nuestra Política de Cookies. Pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Traductor »
X