NOTICIAS UGT

Pepe Álvarez: “Nunca he creído ninguna de las patrañas que le han ido montando a Lula”

El secretario general de la UGT ha concedido una entrevista con LaPoliticaOnline

El secretario general de la UGT, Pepe Álvarez dice ver a Sánchez más comprometido que el resto del PSOE con la derogación de la reforma laboral. A continuación, puedes ver la entrevista:

De regreso tras un viaje por Argentina y Brasil, Pepe Álvarez asegura estar listo para «enseñar los dientes» e iniciar una fase de mayor movilización sindical después del 10 de noviembre para presionar por un acuerdo entre las fuerzas de izquierda si es que el resultado electoral les favorece.

«Vamos a entrar en una fase de mayor movilización», advierte el secretario general de la UGT en una entrevista con LPO en el edificio del sindicato en la madrileña Avenida de América. El líder sindical prevé un periodo de mayores tensiones no solo por el persistente bloqueo político, sino por una desaceleración económica que no está dispuesto a pagar.

En su despacho, Pepe Álvarez exhibe orgulloso una foto con la ex presidenta brasileña Dilma Rousseff, que visitó recientemente la organización con motivo de su 130 aniversario. El jefe de la UGT hizo lo propio y, durante su gira, se reunió con Lula en la prisión de Curitiba en la que se encuentra el icónico líder de la izquierda sudamericana.

Más allá de que sus preferencias políticas están en la izquierda, Pepe Álvarez rechaza tener un vínculo especial con Íñigo Errejón. «Hay un cierto mito en España con esto», afirma al rechazar posibles dobles interpretaciones sobre el acto que el líder de Más País realizó en la sede de la UGT.

Aunque también exhibe sus reparos con las posturas en el Partido Socialista en relación a la derogación de la reforma laboral, un tema por el que sindicatos y empresarios están presionando al Gobierno. «Veo más comprometido a Sánchez que al PSOE con la derogación de la reforma laboral», afirma. «Pero si no están comprometidos vamos a tener que ayudarles».

 

¿Qué conclusiones le deja su reciente gira por Latinoamérica?

La verdad es que es la primera vez que salgo como secretario general de la UGT de Europa y tenía mucho interés en que la primera visita fuera a América Latina. El sindicalismo español tiene la obligación de brindar soporte y ayuda mutua en un continente que vuelve a estar inmerso en una serie de luchas que algunos pensábamos que estaban superadas. Queríamos ver también ver si había consenso por una cosa que nosotros queremos que haga el Gobierno español: que las cumbres iberoamericanas cuenten con una cumbre sindical paralela. Hay una cumbre patronal y me parece que sería razonable que también pudiera hacerse una cumbre sindical y que pudiéramos hablar de las relaciones entre la Unión Europea y los países iberoamericanos desde una perspectiva de los trabajadores.

Queremos que el Gobierno español impulse e las cumbres iberoamericanas una cumbre sindical paralela. Hay una cumbre patronal y me parece que sería razonable que también pudiéramos hablar de las relaciones entre la Unión Europea y los países iberoamericanos desde una perspectiva de los trabajadores.

 

¿Cómo ha sido la experiencia de visitar a Lula en la cárcel?

Ha sido una experiencia increíble para un dirigente sindical como yo, que tengo una gran admiración por Lula. Lo conozco desde sus fases de sindicalista. Nunca he creído ninguna de las patrañas que le han ido montando. Porque hay personas que ves que la obra que están haciendo no la hacen por ellos mismos, sino que lo hacen pensando en las cuestiones de carácter colectivo. Y ese es el caso de Lula. ¿Cómo lo vi? Pues lo encontré muy bien. Él está seguro de que cuando salga de la cárcel de Curitiba lo hará siendo reconocida su inocencia y está decidido a tardar el tiempo que sea necesario en prisión para demostrar que efectivamente es inocente. Está dispuesto a afrontar un proceso judicial con garantías, con un juez independiente de verdad y con observación internacional. Alguien que está dispuesto a eso es la prueba evidente de su inocencia.

 

En Argentina ha asistido en persona al intento de unificación de las principales confederaciones, la CGT y la CTA. ¿Es posible imaginar un escenario de unidad sindical en España?

Sería seguramente muy saludable. A mí me da la sensación de que un sindicalismo unitario da más fuerza al movimiento sindical. Tenemos el ejemplo alemán en Europa. Creo que eso, además, seguramente genera menos burocracia. Pero me parece que en España en estos momentos eso no está en la agenda. Ponerlo en la agenda creo que es ponerle más dificultades a lo que ahora funciona, que es la unidad de acción. Creo que nos tenemos que conformar con una unidad de acción potente. Hay que dar tiempo al tiempo.

 

¿Qué papel va a tener la UGT el 10N?

El 10 de noviembre ninguno y previo al 10N tampoco, más allá de pedirles a los ciudadanos de nuestro país que vayan a votar. Especialmente a los trabajadores, a la gente que tiene menos. Que no se queden en casa, porque los que tienen mucho van a ir. Que no tengamos una sorpresa desagradable, que en España la ultraderecha no es una broma. Después del día 10, yo creo que por primera vez en España vamos a tener que defender nuestro voto. Si no hay un acuerdo que refleje esa mayoría que había de izquierdas en el anterior Parlamento, que espero que haya en este caso, tenemos que decirles que se pongan de acuerdo. A nosotros no nos va de un ministerio o de unas competencias, lo que queremos es un programa de izquierdas que restablezca derechos y reparta la riqueza. Me parece un drama que en un país como el nuestro, en el que hay un crecimiento de ricos absolutamente indecente, encontremos la miseria que vemos en la Plaza Mayor de Madrid cualquier día por la noche o en las calles de Barcelona.

 

¿Qué significa defender el voto?

Eso quiere decir que vamos a entrar en una fase de mayor movilización. Hay que reconocer que nos tocaron en su momento (al sindicalismo). Pero creo que hoy empezamos a salir y la mejor manera de hacerlo es iniciar un proceso de movilizaciones que nos vuelva a situar en el centro de la vida política en nuestro país. Hay mucha gente que va a hacer todo lo posible por intentar que los sindicatos no sólo no salgamos, sino que nos hundamos definitivamente porque saben que es la única manera de poder mantener sus privilegios. Frente a eso tenemos que movilizarnos y empezar un proceso de enseñar los dientes.

 

Hay un cierto mito en España con esto de que la UGT y el partido de Errejón tenemos vínculos especiales. Personalmente, como organización no me sabe mal. Pero en realidad nosotros tenemos con Errejón la misma relación que podemos tener con Unidas Podemos y desde luego con el PSOE.

 

¿Cómo es el vínculo con Errejón? ¿Se siente cercano a esta nueva fuerza nacional?

Hay un cierto mito en España con esto de que la UGT y el partido de Errejón tenemos vínculos especiales. Personalmente, como organización no me sabe mal. Pero en realidad nosotros tenemos con Errejón la misma relación que podemos tener con Unidas Podemos y desde luego con el PSOE. Lo único, nosotros tenemos un salón de actos abierto para partidos, organizaciones sociales, sin ninguna traba. Si está libre lo dejamos. Los últimos que han estado aquí son asociaciones de inmigrantes ecuatorianos. En otros momentos ha estado el Frente Polisario y otras organizaciones. Eso ha llevado a que aparezca Errejón y la historia de que si al PSOE le gustaba otra cosa. A mí lo que le vaya bien al PSOE… no hay ningún vínculo especial que nos lleve a tomar decisiones. Yo no voy a decir que me disgusta Errejón porque hace años que tengo relación con él y a mí me parece que es un tipo muy interesante.

 

¿Ve al PSOE comprometido con la derogación de la reforma laboral?

Al PSOE… algunos días. En realidad, lo veo más comprometido al presidente Sánchez que al PSOE. Las ocasiones que hemos tenido de hablar de ese tema con Sánchez he visto más puertas abiertas que colectivamente. Pero bueno, si no lo estamos (comprometidos) vamos a tener que ayudarles. Sin el PSOE no va a haber posibilidad de derogar las reformas. De este proceso todo el mundo tiene que aprender. Pero en todo caso la garantía es muy sencilla: o hay derogación o no va haber negociación de un nuevo estatuto.

Lo veo más comprometido al presidente Sánchez que al PSOE con la derogación de la reforma laboral, pero sin el PSOE no va a haber posibilidad de derogar las reformas. De este proceso todo el mundo tiene que aprender.

 

¿Se imagina con una mujer al frente del sindicato próximamente?

Sí, claro, cómo no me lo voy a imaginar. Soy vicepresidente de la Confederación Europea de Sindicatos y tengo la suerte de que comparto vicepresidencia con dos presidentas de dos organizaciones sindicales, una de los países nórdicos y otra belga. Eso en España puede ocurrir cualquier día, porque mujeres formadas y preparadas hay en las organizaciones sindicales para poder ser secretarias generales. Llevamos un cierto atraso que tiene que ver con la incorporación de la mujer al mundo del trabajo. Pero en España eso va a pasar. El próximo Congreso de la UGT seguramente que dará un paso más. A mí me gustaría que se pudiera, por resolución congresual, instaurar la vicesecretaría general de género, de tal manera que cuando un hombre sea secretario general una mujer sea vicesecretaria o viceversa. Eso posibilitaría seguramente nuevos liderazgos femeninos en el sindicato.

Puedes ver la entrevista en LapoliticaOnline aquí

Curiosidades y Efemérides

+ 130 ANIVERSARIO UGT

En nuestra Organización usamos tanto cookies propias como de terceros. Si continúa navegando por este Sitio Web, muestra su consentimiento inequívoco para este tratamiento. Si desea más información, puede acudir a nuestra Política de Cookies. Pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Traductor »
X