ANDALUCÍA CONFERENCIAS NOTICIAS UGT

UGT Andalucía celebra las jornadas ‘Impactos económicos en Andalucía: la globalización cuestionada’

La secretaria general de UGT Andalucía ha señalado durante los actos que “la solución al problema histórico del paro en Andalucía pasa ineludiblemente por un cambio de modelo productivo”

UGT Andalucía ha organizado las jornadas «Impactos económicos en Andalucía: la globalización cuestionada». En la inauguración, que ha corrido a cargo, entre otras autoridades, de la secretaria general de UGT Andalucía, Carmen Castilla, ha manifestado que «como sindicato tenemos una máxima preocupación y es, los efectos que esta ralentización económica está causando en el mercado de trabajo. La solución al problema histórico del paro en Andalucía, así como al más reciente de la desmesurada precariedad laboral, pasa, ineludiblemente, por un cambio de modelo productivo en el que la industria sea la actividad protagonista. La experiencia ha demostrado que ningún ciclo de crecimiento económico se mantiene, de manera firme en el tiempo, si no es sustentado por un fuerte peso del sector industrial».

«Durante los últimos años, desde el sindicato, hemos denunciado que el crecimiento de la economía no se estaba repartiendo justamente, y que la brecha entre ricos y pobres se está agrandando cada vez más sin que se estén tomando medidas contundentes para revertirlo. Los síntomas de agotamiento de este periodo de crecimiento son cada vez más evidentes, y ahora mismo el deterioro ya es palpable, lo que ha hecho que las previsiones de crecimiento del propio Gobierno andaluz se hayan reducido al 1,9% para el próximo año y, como todos sabemos, Andalucía no crea empleo neto por debajo del 2%» ha señalado Castilla.

La secretaria ha dicho también que «nuestra economía sigue mostrando una gran debilidad debido a la baja densidad empresarial, la preeminencia de sectores con poco valor añadido, y la menor capacidad innovadora con respecto a otras regiones de España. A estos problemas ya endémicos, se une lo que está ocurriendo en el contexto internacional: guerras comerciales, la imposición de aranceles norteamericanos a nuestras exportaciones agroalimentarias y el impacto del Brexit. Desde nuestro punto de vista, falta una verdadera apuesta por políticas que incentiven el empleo y den estímulo a la contratación, así como medidas que contribuyan a una subida de los salarios que ayude a recuperar el poder adquisitivo de los trabajadores y trabajadoras, y así aumentar el consumo de las familias andaluzas. Son precisos mayores recursos para hacer frente a las situaciones de pobreza y defensa de políticas públicas, sociales y redistributivas que faciliten la integración social y laboral de todas las personas, a las que se debe garantizar un nivel de vida digno, con mayor protección social».

«Estamos en unos momentos de profundos y continuos cambios a una gran velocidad, donde el Sindicato ha de tomar un papel activo en un mundo que cada día es más global y complejo. Somos una organización centenaria, precisamente hemos estado inmersos en las celebraciones de nuestro 130 Aniversario, en un momento crítico para la sociedad y especialmente, para muchos colectivos en los que ha ido aumentando su nivel de precariedad y vulnerabilidad. Pero también queremos ser una organización adaptada y que dé respuestas a las exigencias del siglo XXI, con una sociedad y una clase trabajadora cada vez más diversa y heterogénea», ha sentenciado la secretaria.

«El modelo ultraliberal de desarrollo económico, basado en la desregulación de los mercados, la competencia a escala internacional y la deslocalización de las empresas, ha traído nuevas formas de organización del trabajo a las que el Sindicato tiene que adaptarse con nuevas estrategias de actuación». «Este nuevo contexto económico convierte en imprescindible el fortalecimiento de las relaciones de participación y colaboración de los agentes sociales, porque nuestra capacidad para alcanzar pactos es insustituible, y las empresas deben entender que o invertimos la tendencia hacia un capitalismo de «rostro humano» que integre al conjunto de los trabajadores y las trabajadoras, o asistiremos a una conflictividad creciente y constante que no beneficia a nadie y tampoco a la economía» ha sentenciado Castilla.

«Es necesario que remarquemos el crucial papel que juega la Negociación Colectiva, que tanto se ha debilitado en los últimos años por las reformas del Gobierno. Como estamos viendo, se están reconfigurando las formas del trabajo: el aumento de la subcontratación, los procesos de fusión de empresas, la distancia entre los centros de trabajo y los de decisión, las plantillas cada vez más pequeñas, son algunos de los cambios que nos obligan a replantear nuestras estrategias. La defensa de los derechos de los trabajadores se da ahora en contextos en los que conviven diferentes convenios colectivos, condiciones laborales desiguales, federaciones sectoriales distintas. Y esas grandes concentraciones conviven con una composición empresarial atomizada, con una mayoría de PYMES que hace prácticamente imposible acceder a todos los trabajadores con la actual configuración de los sindicatos». «Se trata, en definitiva, de estar preparados ante los impactos económicos de nuestra comunidad autónoma y los trabajadores que viven en ella, con el fortalecimiento de la organización, de las relaciones laborales y del papel que juega el sindicato en la sociedad», ha concluido Castilla.

Curiosidades y Efemérides

+ 130 ANIVERSARIO UGT

En nuestra Organización usamos tanto cookies propias como de terceros. Si continúa navegando por este Sitio Web, muestra su consentimiento inequívoco para este tratamiento. Si desea más información, puede acudir a nuestra Política de Cookies. Pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Traductor »
X