ARAGÓN CURIOSIDADES Y EFEMERIDES NOTICIAS UGT

Aragón homenajea a la heroína que paralizó una fábrica de artillería nazi

Elisa Garrido ‘La Mañica’ recibe un reconocimiento oficial en su pueblo natal tras una investigación profunda sobre su vida y sus hazañas

La identidad y la historia de Elisa Garrido, nacida en 1909 en la localidad de Magallón, en la provincia de Zaragoza fue casi olvidada. Gracias a una colaboración entre sus familiares, otras exiliadas y ex prisioneras de los campos de concentración, y asociaciones memorialistas como Afaaem o Amical de Mauthausen, se ha podido rescatar y reconstruir la vida de esta heroína de la Segunda Guerra Mundial. Con motivo de honrar su memoria, Magallón ha inaugurado con una placa conmemorativa una muestra fotográfica sobre mujeres deportadas y una mesa redonda. Al acto han asistido su familia; el alcalde de Magallón, Víctor Chueca; el presidente de las Cortes de Aragón, Javier Sada; el líder de IU en Aragón, Álvaro Sanz; el presidente de Jueces Para la Democracia, Joaquim Bosch; una substancial representación de la CNT; y algunos otros de los responsables de resucitar la memoria de Elisa Garrido.

Tal como sus padres, Elisa se afilió a la Confederación Nacional del Trabajo (CNT). Al estallar la Guerra Civil en 1936, se movilizó como miliciana y, al caer la República, se vio obligada a huir a Toulouse, donde con su pareja, Marino Ruiz de Angulo, se integró a los grupos clandestinos de CNT para ayudar a los exiliados, y colaboró con la Resistencia francesa cuando los alemanes invadieron Francia.

Ganándose el apelativo ‘la Mañica‘, Elisa contribuyó a la causa originalmente con labores de correo de guerra y enlace en el departamento de los Altos Alpes. En 1943, fue detenida en Toulouse, y la Gestapo la torturó e aisló durante tres semanas para obligarla a revelar los secretos de la Resistencia. En lugar de ceder ante la tortura y el trato inhumano, Elisa fue capaz de continuar con sus actividades antifascistas: tras un año de ser trasladada (primero a la prisión de Saint Michel, de allí a la de París, luego a al de Compiègne, y luego al campo de concentración de Ravensbrück), la llevaron al kommando HASAG, donde realizó varias acciones de sabotaje en la fábrica de obuses, llegando a paralizar la planta. Estos actos de heroísmo le condenaron nuevamente a Ravensbrück, en particular al Pabellón 28, donde muy a menudo destinaban a los condenados a muerte.

Siguió trabajando como esclava de guerra, abusada por los guardias, hasta que fue intercambiada por otros prisioneros de guerra y liberada en Estocolmo. Se mudó a París, donde permaneció hasta finales de los años 50, para luego regresar a España y asentarse con Marino en Mallén, Aragón. Su regreso a Francia, donde vivió hasta su muerte en los años 80, fue una oportunidad que los franceses aprovecharon para otorgarle reconocimientos por su labor antifascista, en particular la concesión de la Legión de Honor y el grado honorífico de teniente de la Resistencia.

Curiosidades y Efemérides

+ 130 ANIVERSARIO UGT

En nuestra Organización usamos tanto cookies propias como de terceros. Si continúa navegando por este Sitio Web, muestra su consentimiento inequívoco para este tratamiento. Si desea más información, puede acudir a nuestra Política de Cookies. Pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Traductor »
X