NOTICIAS UGT

UGT celebra las Jornadas Confederales de Acción Sindical y Negociación Colectiva

El sindicato plantea el objetivo de conseguir la igualdad de oportunidades en el trabajo

La Unión General de Trabajadores ha iniciado la segunda sesión de las Jornadas Confederales de Acción Sindical y Negociación Colectiva 2020 para conseguir la igualdad de oportunidades en el trabajo. Para el sindicato, su acción diaria debe enfocarse a aportar soluciones e ideas para prevenir y erradicar la discriminación en todos los ámbitos, especialmente en los centros de trabajo, así como dotar de herramientas a los delegados y delegadas para que, a través de la negociación colectiva, puedan introducir en los convenios colectivos cláusulas no discriminatorias y que garanticen la igualdad de derechos, de trato y de oportunidades de todas las personas.

En este contexto, han intervenido la Secretaria de Políticas Sociales, Empleo y Seguridad Social de UGT, Mari Carmen Barrera, para analizar la situación en el mercado de trabajo, la Secretaria Confederal, Isabel Araque, que ha expuesto las perspectivas de la negociación de los convenios en 2020; y la Secretaria Confederal, Adela Carrió, que ha reclamado la necesidad de fomentar las empresas inclusivas.

En relación al mercado de trabajo, Mari Carmen Barrera ha recordado que, “durante la etapa de gobiernos del PP, los recursos totales de las Políticas de Empleo se han reducido un 40% respecto a los existentes en 2010, un 43% en el capítulo de prestaciones y un 26% en el de las Políticas Activas de Empleo. En definitiva, en ese periodo, el gasto total en Políticas de Empleo se ha recortado en más de 15.000 millones de euros, 13.000 millones en prestaciones y 2.000 millones en políticas activas”.

“La reforma laboral del Gobierno del PP ha perjudicado tanto a los trabajadores y trabajadoras, con empleos temporales y precarios, como a los desempleados, con una persistencia del paro de muy larga duración, una dramática desigualdad de oportunidades, ya que no se realizan las acciones de políticas activas eficaces, adaptadas y personalizadas que cada desempleado necesita; y la puesta en marcha de programas de empleo y formación realizados a ciegas y, por tanto, ineficaces”, ha declarado Barrera.

Por ello, la ugetista ha reclamado “plantear, en primer lugar, y a través del diálogo social, una reforma del mercado de trabajo que derogue la de 2012 y cree empleos estables y con derechos; y, a su vez, impulsar una reforma integral de la protección por desempleo en nuestro país que consiga que el sistema proteja más y mejor, elevando la tasa de cobertura de la protección por desempleo; y adaptando el sistema de protección a la realidad del desempleo en nuestro país y protegiendo más a quien más lo necesite”.

Subir los salarios para fomentar la igualdad

La Secretaria Confederal de UGT, Isabel Araque, ha reclamado, por su parte, la necesidad de subir los salarios en nuestro país “para acabar con los niveles de desigualdad que existen. Los indicadores económicos aconsejan un mayor incremento salarial. Hay que subir los salarios un 2%, con carácter general, más un 1% en aquellos sectores donde se haya ganado productividad, como firmamos en el IV Acuerdo para el Empleo y la Negociación Colectiva (AENC) y llegar al objetivo de los 1.000 euros como salario mínimo por convenio”.

En este sentido, Araque ha señalado que “la subida salarial media de los convenios registrados hasta septiembre se sitúa en el 2,29%, claramente por debajo de lo firmado. De hecho, son pocos los convenios que en 2018 firmaron por encima de 2% (el 13,88% de los registrados hasta junio de 2019)”. Además, respecto a la negociación de un salario mínimo de convenio, ha manifestado que “son muchos los convenios cuyas tablas salariales no solo no alcanzan el objetivo de los 1.000 euros, es que ni siquiera se acercan”. Por ello, ha reclamado aumentar los salarios “para que los trabajadores y trabajadoras ganen poder adquisitivo y aumenten su calidad de vida”.

Proteger a los colectivos más vulnerables

En relación a la vulnerabilidad de determinados grupos, que además son los que sufren mayores discriminaciones y tienen menos capacidad de respuesta de denuncia ante las mismas, la Secretaria Confederal de UGT, Adela Carrió, ha demandado que “desde la negociación colectiva protejamos de forma específica estas situaciones y evitemos aumentar las desigualdades y crear entornos inclusivos”.

En este sentido, la secretaria ha reclamado la necesidad de “incorporar cláusulas que protejan a los grupos de trabajadores que sufren discriminaciones, limitando la aplicación y la influencia que pueden tener las medidas de flexibilidad interna, y que pasan por establecer mecanismos de organización, reducción de la jornada laboral, disminución de salarios y movilidad funcional y geográfica; y velar para que las faltas de asistencia justificadas computen como tal a determinados grupos como personas con discapacidad o trabajadores de empresas de inserción, que por su grado de enfermedad o patología necesitan recibir tratamiento médico y/o medidas de acompañamiento social; y personas trabajadoras afectadas de VIH, que necesitan acudir de forma periódica, a control médico para el seguimiento de su enfermedad”.

Además, Carrió ha considerado fundamental “ampliar derechos, mediante la negociación colectiva, a aquellos trabajadores que se encuentran en proceso de integración y reinserción laboral y/o con problemas de salud, tales como la asistencia social integral, la reducción de la jornada de trabajo, con disminución proporcional del salario, o a la reordenación del tiempo de trabajo; y vigilar las discriminaciones en materia de salud, denunciando cualquier prueba de detección de VIH y sida, reconociendo el derecho de estos trabajadores a recibir tratamiento, a mantener su puesto de trabajo y a adaptar horarios y puestos”.

No es nueva economía, es nueva explotación

En la jornada también se ha analizado la necesidad de regular las nuevas formas de trabajo, contextualizadas dentro de la revolución tecnológica y la digitalización, y a este respecto, el Secretario de Política Sindical de UGT, Gonzalo Pino ha destacado que “las plataformas digitales, indebidamente consideradas como parte de la economía colaborativa, son una nueva forma de explotación de los trabajadores y trabajadoras”. “No es que UGT vaya en contra de la economía de plataformas –ha asegurado Pino-, lo que denunciamos es la necesidad de su regulación conforme al derecho laboral español y nuestro modelo de relaciones laborales, incluyendo la aplicación de los convenios colectivos”.

Curiosidades y Efemérides

+ 130 ANIVERSARIO UGT

Traductor »
X