NOTICIAS UGT

Pepe Álvarez demanda cambios urgentes para «rescatar a las personas»

El año 2018 estuvo marcado por una mejora cualitativa del empleo, pero España sigue teniendo la segunda mayor tasa de paro de la UE

El secretario general de UGT, Pepe Álvarez, ha iniciado el año reclamando medidas urgentes para combatir la precariedad laboral, mejorar los salarios y, en definitiva, lograr un reparto de la riqueza más equitativo. En la primera entrada que ha escrito en su blog ‘Valor Sindical’ en este 130 aniversario de UGT, el secretario general señala que, a pesar de que la ciudadanía volvió a tomar las calles en 2018 para reclamar sus derechos, apenas se han materializado acuerdos y verdaderos avances en el ámbito social y laboral.

En el ámbito político, 2018 estuvo marcado por una moción de censura que dividió el curso en dos semestres muy claros. El primero, bajo el Gobierno de Mariano Rajoy, prácticamente perdido para el Diálogo Social y en el que el Partido Popular no dio marcha atrás a sus políticas de recortes.

El segundo, bajo el mandato de Pedro Sánchez, que se ha mostrado abierto a revertir recortes y políticas de austeridad y que ha dado un impulso importante al Diálogo Social con medidas como la subida del SMI a 900 euros al mes por 14 pagas, el acuerdo alcanzado para mejorar la protección social de los autónomos, la nueva Convocatoria para relanzar la Formación para el Empleo, el Plan de Choque por el empleo Joven la revalorización de las pensiones conforme al IPC o la subida del sueldo a los funcionarios (un acuerdo que se cerró con el Gobierno anterior).

La economía española creció, pero no hubo un reparto equitativo de la riqueza. Creció el PIB y los beneficios de las empresas aumentaron a niveles muy superiores a los de antes de la crisis, pero la recuperación no llegó a las familias trabajadoras que siguen sin percibir una mejora de su calidad de vida. Además, la precariedad laboral no ha dejado de avanzar y los salarios no han subido suficientemente por lo que la desigualdad y la pobreza aumentaron de manera drástica situando a España a la cabeza de Europa. La protección social, los servicios públicos y, en definitiva, el Estado de Bienestar no dejó de reducirse.

Aunque mejoró el empleo en términos cuantitativos, nuestro país sigue teniendo la segunda mayor tasa de paro de la UE (tras de Grecia), más del doble de la media de la zona. Hay más de tres millones de desempleados de los que la mitad llevan más de un año buscando empleo y 6 de cada 10 no cobra ninguna prestación.

Para Pepe Álvarez, es necesario actuar y “el Gobierno no puede seguir dilatando el Diálogo Social y debe legislar en base a los consensos que se alcanzan en las mesas de negociación. La situación de nuestro país requiere cambios urgentes porque las personas no pueden esperar más”. Para ello, ha señalado los 10 ejes necesarios para «rescatar a las personas» y que incluyen un plan de choque por el empleo, desarrollar el IV Acuerdo para el Empleo y la Negociación Colectiva, derogar la reforma laboral de 2012, desarrollar instrumentos ágiles para prevenir la siniestralidad laboral, apoyar a los parados de larga duración mayores de 50 años, mediante planes de empleo específicos, reforzar el estado del bienestar para que nadie quede excluido del sistema de protección, alcanzar la igualdad real entre hombres y mujeres, realizar una transición energética justa, garantizar las libertades y los derechos fundamentales y de ciudadanía derogando la denominada Ley Mordaza y conseguir un sistema tributario que garantice una mayor suficiencia de los ingresos y un reparto más justo del esfuerzo. Más información y detalles en el blog. 

 

Curiosidades y Efemérides

+ 130 ANIVERSARIO UGT

Traductor »
X