CURIOSIDADES Y EFEMERIDES NOTICIAS UGT

Andrés Saborit: defensor del feminismo en los años 20

El político español puso los derechos de las trabajadoras por encima del temor de que votaran influenciadas por la Iglesia

Andrés Saborit fue vicepresidente de UGT y secretario tesorero del PSOE durante la II República. Pero antes de ocupar estos cargos, Saborit ya desempeñaba un papel importante para el feminismo a los principios del siglo XX. A través de una publicación del Doctor en Historia Moderna y Contemporánea por la Universidad Autónoma de Madrid, Eduardo Montagut, recordamos la III Conferencia Internacional de Mujeres Socialistas en Bruselas, que tuvo lugar en agosto 1928, el mismo mes en que se celebraba la reunión de la Internacional Obrera y Socialista.

Durante la conferencia, Saborit criticó al Partido Obrero Belga por no tener una postura clara sobre del sufragio femenino, tema relevante para el país en esa época. El Partido, de hecho, estaba dividido: por un lado, su presidente, Émile Vandervelde, defendía el reconocimiento del sufragio femenino en Bélgica; mientras que la parte valona del Partido temía que la influencia de la Iglesia Católica sobre la población femenina podría llegar a borrar los avances progresistas de Valonia una vez que ellas pudiesen votar.

Saborit señaló que este temor no se podía justificar: el voto femenino podría ser un voto clerical y el rechazo del Partido Obrero podría ser explotado por la derecha exacerbando el problema. Pero por otro lado, el partido debía empeñarse en la educación política de la mujer. Cuando este debate llegó a España unos años después, el PSOE llegaría a esta misma conclusión.

Saborit quiso divulgar el debate en Bruselas en España, animando al partido socialista y a las Juventudes Socialistas para que emprendiesen una campaña de afiliación femenina. Para él, haber acudido a la conferencia sin delegadas ni afiliadas, a diferencia de otros grandes partidos socialistas europeos, era algo lamentable para España. El feminismo todavía tenía una presencia muy débil en la izquierda de la Europa latina, en países como España, Portugal, Francia e Italia, debido a la influencia de la Iglesia Católica. Saborit se preguntaba cómo votarían las mujeres en España si pudiesen hacerlo. Para contrarrestar el clericalismo, buscaba incitar la lectura de la prensa obrera, la educación política de la mujer, pero también tenía en cuenta el alto nivel de explotación de las trabajadoras en el país, por lo que también animaba la defensa de sus salarios y condiciones laborales.

Curiosidades y Efemérides

+ 130 ANIVERSARIO UGT

Traductor »
X