CATALUNYA CURIOSIDADES Y EFEMERIDES NOTICIAS UGT

La Olimpiada popular que Franco truncó por el alzamiento militar

Se iba a celebrar en Barcelona como alternativa a los J.J.O.O. organizados por Hitler

1936 era año olímpico y España se postuló años ante para albergar la sede de la competición. Sin embargo, la comunidad internacional tuvo miedo ante la proclamación de la Segunda República en 1931 y decidió que fuera Alemania quien la organizara. El destino quiso que, en ese país, Adolf Hitler tomara posesión en 19XX y por tanto, la competición cambió de signo.

Ya no era un evento deportivo que promovía los valores de respeto, solidaridad y fair play, ya que una de las primeras medidas que tomó Hitler fue vetar la presencia de los judíos. En Europa saltaron todas las alarmas y se extendió el boicot a los juegos olímpicos oficiales.

En ese contexto, Barcelona decidió albergar la olimpiada popular, como protesta a la competición alemana. La propuesta, solidaria y feminista, tuvo una gran acogida internacional. Se inscribieron aproximadamente 6.000 deportistas de 23 delegaciones diferentes, entre ellos Argelia, que aún no gozaba de independencia, o Palestina.

Aquello se concibió como una gran fiesta, que además de la competición deportiva de las dieciséis disciplinas, celebraría manifestaciones folclóricas, en el marco de la Semana Popular de Deporte y Folklore. Todo estaba preparado y listo para comenzar. La inauguración sería el 19 de julio, pero todo se truncó por el alzamiento militar, que se produjo día antes y que desembocó en la Guerra Civil española.

En la tarde del 18 de julio, durante el ensayo general de la Orquesta de Pau Casals, en el Palau de la Música de la ciudad condal, el conseller de cultura informó de que el concierto y la Olimpiada quedaban suspendidos debido al alzamiento militar. La orquesta tocó la Novena de Bethoven con lágrimas que no dejaban ver las partituras.

La guerra había comenzado y varias deportistas, que se encontraban en Barcelona, relataron entonces que caminando por las calles se podían ver francotiradores apuntando por la espalda a los ciudadanos que estaban en las barricadas.

No hubo Olimpiada popular, y la organización de unas jornadas de concordia y deportividad quedaron un bonito recuerdo de lo que pudieron ser y nunca fueron.

Curiosidades y Efemérides

+ 130 ANIVERSARIO UGT

En nuestra Organización usamos tanto cookies propias como de terceros. Si continúa navegando por este Sitio Web, muestra su consentimiento inequívoco para este tratamiento. Si desea más información, puede acudir a nuestra Política de Cookies. Pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Traductor »
X